Salabrasión

Una solución eficaz


Quitar tatuajes con salabrasión


La salabrasión es una técnica muy antigua que consiste en inyectar en la zona tatuada epinefrina y lidocaína, un anestésico que sirve para controlar el sangrado y los moretones. El proceso consiste en frotar vigorosamente la zona tatuada con un bloque de lijado hecho de sal o con sal natural cualquiera delas dos funciona correctamente para este método de remoción de tatuajes. Pero Este método puede ser muy doloroso y generalmente se utiliza sólo cuando los otros métodos o no son médicamente viables o no se tiene mucho dinero para recurrir a otros métodos menos dolorosos y mas sofisticados.


Procedimiento de la salabrasión

Este proceso utiliza ingredientes muy simples -sal común, agua y un abrasivo como un bloque de madera recubierto con abundante gasa para evitar el maltrato excesivo de la piel. Una anestesia local puede ser aplicada antes del procedimiento (consulte en las farmacias una anestesia adecuada), ya que este método puede resultar algo doloroso. El proceso toma un poco más de media hora en promedio, Primero se debe afeitar el área en la que se encuentra el tatuaje para evitar infecciones que estos vellos puedan causar. Luego, se aplica la mezcla de sal con agua y se usa la gaza para frotar fuertemente la zona hasta que se torne un rojo intenso, parecido a la sangre.


Luego se aplica un ungüento antibiótico y una gaza estéril, esta se debe dejar en la zona tatuada por alrededor de tres días. Luego de este tiempo debes quitar el vendaje y la piel, posteriormente la zona debe ser recubierta de sal. Luego aplica antibiótico y gaza por 3 días más procúrese de aplicar el antibiótico necesario pero sin exagerar. Luego como siguiente paso encontramos que hay que Quitar la gaza luego de 3 das. En este punto la piel puede parecer como cuero y verse áspera. En el área afectada la piel muerta va a empezar a separarse de la sana dentro de los próximos 5 días esto debido a la aplicación de sal en la piel y al largo tiempo de duración del proceso y así se llevará el pigmento del tatuaje. Cuando la piel esté completamente curada el tatuaje habrá desaparecido (en su mayoría o completamente). Si no es así, se necesitarán otras sesiones de salabrasión aplicando el mismo proceso descrito.


Es muy posible que al sujeto que se aplique este método le queden pocas o ninguna cicatriz, aunque los expertos dicen que siempre dejará una cicatriz visible. La salabrasión es muy efectiva, pero conlleva riesgos ya que este se puede tomar como un método “casero”. Las cicatrices son el principal riesgo al aplicar este método ya que si no se aplica correctamente la piel se puede ver afectada notablemente -es posible que por quitar un tatuaje no deseado te quede una cicatriz no deseada. También existe el riesgo de infección por este motivo debes esterilizar bien todos los instrumentos que utilices y ser muy cuidadoso durante los días que dures en el proceso es decir no exponer la zona cubierta bajo ninguna circunstancia, Si tienes cualquier duda sobre quitar o no un tatuaje debes preguntarle a tu médico ya que esto es lo mas recomendable. Recuerda que existen múltiples opciones cuando de quitar o borrar nuestros tatuajes no deseados se trata.

Copyright © 2016 BorrarTatuaje.com | Todos los derechos reservados